10671333_560831690685580_1403081137035915780_n

SANTANDER WORLD

Se llama Santander World al conjunto escultórico que celebra y viste la ciudad con objeto del Campeonato Mundial de Vela Santander 2014. Esta formado por 5 esculturas que miden 4 mts de altura y con una  base de 2, 5 mts de radio.  Están elaboradas en estructura de acero tratado para ambientes exteriores forrado por una piel de acero lacado, todo ello solidarizado con una zapata superficial de hormigón armado.

A cada una de las esculturas se las ha bautizado con la palabra “PIPOL” del inglés People, que significa gente. Cada PIPOL representa conceptualmente a cada uno de los 5 continentes en los que esta dividido el planeta tierra. Su significado es  representar la paz, la solidaridad y la buena voluntad entre los pueblos del planeta, así como mostrar a Santander como una ciudad abierta, que recibe con los brazos abiertos a todo el mundo, independientemente de su raza, sexo, origen o condición. Cada uno de los artistas trabajarán en diferentes propuestas estéticas y con técnicas artísticas lo más diferentes posibles, para  representar la diversidad de culturas existentes alrededor del mundo.

Los PIPOL abren su brazos como gesto de abrazar, saludar y festejar. Tres acciones que buscan transmitir en el observador un mensaje de afecto y positivismo.

Los artistas, para simbolizar los conceptos antes descritos, han trabajado con toda libertad, sin condicionantes algunos, para garantizar la expresión libre y única de su trabajo.

En este apartado, cada uno de ellos describirá su trabajo.

AMÉRICA

“Mi obra de por sí ya es muy fauvista*, tiene influencias de los años que viví en Brasil. El color es el protagonista indiscutible de mi trabajo. Para este proyecto en concreto decidí representar la América más indígena y su naturaleza. La escultura está dividida en tres partes. La parte superior representa el cielo, la parte intermedia la tierra y la parte inferior el mar. Espero que mi escultura refleje la luz y la alegría de América.”
* El fauvismo fué un movimiento pictórico francés caracterizado por un empleo provocativo del color.
ÁFRICA

“La simbología africana en esta obra combina lo personal y lo universal, simboliza al hombre y su entorno,  pueden verse alusiones al concepto de reunión, al mar, los fenómenos naturales, inscripciones, lemas o dibujos de diferentes tribus y etnias. Son elementos que luchan entre sí, por ser unos más abstractos y otros más reconocibles, todos ellos pintados en negro y cayendo desde la parte superior de la pieza hasta desaparecer en forma de lluvia. Las partes de color ocre simbolizan la fusión de la tierra y el agua (vitales para comprender la vida en el continente). Están trabajadas por medio de la transformación del material en sí mismo, aludiendo también así, a mi propio proyecto personal de trabajo con la materia y la tesis doctoral que  llevo a cabo sobre ésta y su influencia en la pintura contemporánea .
Aquí la figura escultórica, es ese espacio donde la materia funciona como el vehículo portador de las ideas, utilizo polvo de hierro (elemento tierra) mezclado con barniz al agua (elemento agua) para  conseguir  su transformación en óxido que ayuda a crear esas huellas y estratos en la obra, que transforman nuestro habitual modelo de percepción.”

ASIA

“La intencionalidad de esta escultura fue la de captar la esencia del continente asiático. Tomando tres conceptos que representan las sociedades asiáticas: tradición, espiritualidad y hermetismo. Busqué crear una pieza de carácter serio, austero, que invitase a la introspección y la reflexión. A nivel de representación me alejé de un tratamiento bidimensional, intentando no sólo dotar de piel a la estructura sino de modificar sus volúmenes, buscaba un trabajo puramente escultórico.
Tan solo emplee dos colores: blanco y negro que simboliza la espiritualidad y el hermetismo opte también por revestir toda la pieza con tacos de madera de pino tratad, de dos dimensiones diferentes de un juego tridimensional que simulase un gran mapa, un reflejo de la superpoblación del continente, traducido en un horror vacui escultórico.”

EUROPA

“Esta pieza se basa en la idea de unidad y uniformidad, conceptos que marcan la Europa moderna y que se expresan a través del empleo de éste color.  Parece imposible representar en una sola pieza un continente que alberga una gran cantidad de culturas, diferentes entre sí, pero unidas por la idea de un espacio común y compartido. Sobre la superficie de la escultura, varias semi esferas de diferentes tamaños representan a las poblaciones humanas del continente, unas más pequeñas, otras más grandes pero todas parte de una misma piel.
Europa es cuna de la cultura occidental por eso las esferas se extienden desde el centro hacia el exterior de la pieza en forma de explosión,  se perciben como elementos tecnológicos, espaciales y globales.  Elementos presentes en la Europa de nuestros días.”

OCEANÍA

“Con esta obra propongo un encuentro entre dos mundos íntimamente relacionados, naturaleza por un lado y etnografía y cultura por otro, cada uno de ellos definido por una paleta de colores distinta.
Hay dos elementos que definen al continente y que me han servido de referencia. El primero es el océano, que le da su nombre al continente imponiendo su presencia por toda su extensión. El segundo es su territorio exclusivamente insular, hecho que ha provocando un aislamiento , desembocando en un número importante de singularidades exclusivas de este continente.
En la pieza, el mar se extiende circularmente por la alegoría de la naturaleza y la fauna rodeándola, y abraza a la obra fluyendo por sus costados hasta desembocar, al otro lado, en las orillas de la cultura. Los peces no conocen fronteras y atraviesan graciosamente el conjunto solos, o agrupados en archipiélagos de colores, y las velas del barco que une a los territorios, a los vecinos, a las culturas, atraviesan el cielo de esta alegoría arrojando su sombra sobre los colmillos de la máscara-sol, que convierte a toda la obra en un poderoso tótem marino. Las máscaras cargadas de símbolos y significados, y la pintura ritual, transforman  los rostros en arte, llenando de vibrantes notas de color una composición donde la diversidad étnica y la cultura se presentan a orillas del mar”.